Searching...
lunes, 7 de octubre de 2013

L´Ajuntament de Valéncia veta la Fira d´Entitats Cíviques i Culturals Valencianistes

Representants de Círcul Cívic valencià presentàren el dia 10 de setembre en Delegació de Govern la seua intenció de celebrar una activitat cívica en l´explanada central de la Plaça de l´Ajuntament de Valéncia, havent rebut acusament de notificació i les indicacions pertinents per part d´este organisme.


El dia 13 de setembre es presentà solicitut a l´Ajuntament del Cap i Casal per a ocupar l´explanada central de la Plaça de l´Ajuntament com a primera opció, i com a segon opció el parterre de la Plaça d´Alfons el Magnànim.

L´activitat cívica a desenrollar anà agarrant la forma de "I Fira d´Entitats Cíviques i Culturals Valencianes", al rebre l´adhesió d´atres entitats culturals, cíviques i editorials valencianes. En dita Fira, l´intenció era la de desenrollar activitats com jocs infantils, globotà, venda de llibres, promoció de programes informàtics en valencià, exhibicions de pilota valenciana, danses regionals, cant d´estil, interpretacions de dolçaina i tabal, conta-contes i actuacions humorístiques, activitats didàctiques sobre l´història i llengua dels valencians, i explicacions del conflicte sociocultural que el catalanisme representa per a la societat valenciana i el sistema educatiu autonòmic. Tot això en un marc de festa, celebració i posta en valor de la cultura i l´identitat valencianes.

La solicitut presentada en l´Ajuntament no es resòl fins a hui, 7 d´octubre, dilatant la mateixa fins a l´ùltim moment. La resolució és clara: SE DESACONSEJA Y DESAUTORIZA LA CELEBRACIÓN DE LA ACTIVIDAD PLANTEADA POR CÍRCUL CÍVIC VALENCIÀ TANTO EN LA PLAZA DEL AYUNTAMIENTO COMO EN EL PARTERRE, POR COINCIDENCIA CON OTRAS ACTIVIDADES PROGRAMADAS POR OTRAS ENTIDADES.

Estes entitats no són atres que Acció Cultural del País Valencià i tot el seu entramat associatiu, sindical, polític i subcultural filocatalaniste i radical. 

Donat que l´Ajuntament denega la celebració de la Fira en les dos ubicacions plantejades per mosatros, i que la resolució no es comunica fins al dia 7 d´octubre, no eistix marge per a plantejar una nova ubicació per a la Fira, i l´Ajuntament no ha consentit en donar-mos una alternativa diferent a les dos plantejades per Círcul Cívic.



Per lo vist, als gestors municipals del Cap i Casal no els interessa que ningú els faça sombra en cap activitat promocional o reivindicativa de les senyes d´identitat valencianes. Les mateixes senyes que hui, ells reivindiquen a boca plena de la forma més cínica i electoralista en un manifest buit de contingut real, pero molt efectiste i demagògic a l´hora d´estafar de nou culturalment al poble valencià.

¿Quin problema té l´Ajuntament de valéncia en permetre la celebració de la nostra Fira Cívica i Cultural, si, en tot cas, els que patim risc de ser agredits o importunats som mosatros i les families i ciutadans assistents a l´event, donat que la manifestació dels radicals està plenament autorisada i no se´ls posa cap problema a l´hora de celebrar la seua cerimònica de confusió i agresió a les senyes d´identitat valencianes?

El PPCV, una vegada més, mos l´ha jugat, i impedix que el valencianisme tinga la representació i veu que es mereix en un dia tan senyalat com és el 9 d´Octubre. Per lo vist, no pot haver més valencianisme que el valencianisme falsari, escaparatiste i cínic que practica el partit Popular i el Consell del pro-TV3 Alberto Fabra i la Pro-AVL María José Català.

Hem près bona nota de com el PPCV colabora i promou el "valencianisme". 



1 comentarios:

Bill Smugs dijo...

Para demostrar la unidad de la lengua catalana/valenciana podríamos dar argumentos de autoridad, como que los científicos, es decir, los filólogos afirman que catalán y valenciano son una misma lengua. Pero el blavero, cual creacionista ante la teoría de la evolución, pone en duda esa autoridad porqué considera que el poder pancatalanista es tan grande y extenso que abarca todas las cátedras de románicas que por el mundo se dan.

Podríamos dar el argumento de la intercomprensión, por la cual un señor de Besalú se entiende hablando la misma lengua que una señora de Vinarós.. Pero alguién quizá acertaría a rebatirlo con el contraargumento de que hay lenguas filológicamente reconocidas como distintas pero que son intercomprensibles entre si. Las escandinavas, por ejemplo, aunque no es el caso de valeniano y catalán.

Por tanto vamos a obviar esos argumentos que, aunque científicamente son de peso, el blavero los rechaza porqué su planteamineto no es científico, si no político.

Hablemos de política pues.

Las lenguas están formadas por procesos de integración que tienen como uno de sus elementos básicos la construcción de variantes modelo, las que conocemos como lenguas estándar, a las cuales se subordinan las variantes dialectales. El uso de los estándares en un ámbito político, geográfico o administrativo determinado lleva a cabo la función cohesionadora de grupos de variantes lingüísticas a fin de diferenciarlos de otros grupos de lenguas. Los estándares son los que definen las lenguas y las comunidades lingüísticas. La lengua estándar se usa en ámbitos formales como la escuela, la universidad o los medios de comunicación.

En Valencia, como en otros territorios en los que se habla la lengua catalana, los ciudadanos tienen a su disposición dos estándares; uno perfectamente definido, que es el español y otro que discuten desde es el secionismo lingüístico, que es el catalán. Cuando los valencianos (o los mallorquines) deben pasar de un ámbito formal a otro no formal hay una serie de factores que les lleva a usar el estándar español:

1- Inconscientemente saben que un ámbito formal deben usar una variedad lingüística más prestigiosa que la lengua coloquial, lo cual lleva a la exclusión del valenciano.
2- La lengua española tiene más prestigio en Valencia que la valenciana, dónde en realidad solo lo tiene en el ámbito universitario.
3- La lengua española ha ocupado desde hace siglos estos ámbitos (diglosia). En consecuencia es la lengua que se usa por defecto.
4- El estándar catalán no es visto como propio. Así, cambiar el español por el catalán estándar es cambiar una forma que era extraña, forastera, pero que ya no lo es por una que sí que lo es.
5- El estándar español está mejor definido: eso proporciona al hablante una mayor seguridad.
6- El estándar español es más conocido, puesto que tiene mucha más presencia.

Los blaveros no quieren que el estándar catalán sustituya las variantes dialectales valencianas en ámbitos no formales y, ahí radica el quid de la cuestión, al español en las formales. El blaverismo ve al estándar catalán como una amenaza para la posición hegemónica del español en el País Valencià y por eso lo combaten. Su modelo sociolingüístico pasas por el uso mayoritario del estándar español en el ámbito formal y por el uso de las variantes valencianas en el ámbito no formal. O sea, para lo importante en castellano; el valenciano para hablar con los amigos en el pueblo. Es la gran mentira del blaverismo, el divide y vencerás, puesto que el combate real no es términos de valenciano-catalán, si no de catalán/valenciano - español.

 
Back to top!